Social
Arriba
PUBLICIDAD

Alemania legaliza el matrimonio gay

Diputados de Los Verdes celebran hoy la aprobación por mayoría de la legalización del matrimonio del mismo sexo en el Parlamento en Berlín.

El Bundestag ha aprobado hoy la legalización del matrimonio homosexual, un proyecto impulsado por los socialdemócratas, dos días después de la celebración del Orgullo LGTB en todo el mundo.

La iniciativa con la que los socialdemócratas han roto el acuerdo de coalición con los conservadores de la canciller, Angela Merkel, ha sido apoyada por 393 diputados y 226 en contra tres meses antes de las Elecciones Generales.

El Parlamento alemán da ‘luz verde’ al matrimonio gay después de que todos los partidos que podrían formar coalición de Gobierno con la Unión Demócrata Cristiana de Merkel en las próximas elecciones advirtieron de que no se asociarían a la canciller si no se llevaba el ‘matrimonio para todos’ a votación.

El voto positivo ha procedido de diputados socialdemócratas, de La Izquierda y de los Verdes y también de parlamentarios conservadores, que han tenido libertad de voto.

La última semana, clave

El domingo, en su Congreso extraordinario, el SPD fijó el matrimonio homosexual como condición para renovar una nueva alianza tras las elecciones legislativas que tendrán lugar en septiembre.

Desde hace años, las formaciones que ocupan el banquillo de la oposición, Los Verdes y el partido La Izquierda, junto con el Bundesrat -la Cámara de representación de los estados federados- perseguían que se aprobara un proyecto de ley que equipare los derechos de todos los ciudadanos al matrimonio, independientemente de su orientación sexual.

No obstante, el partido conservador se había resistido a aprobarlo y en la última semana había aumentado de forma considerable la presión sobre Merkel.

Once países de la Unión Europea ya permiten el matrimonio homosexual, pero Alemania sólo reconocía hasta ahora las uniones civiles pese a que una encuesta publicada en enero por la Oficina Federal Antidiscriminación reveló que un 82,6% de los alemanes estaba a favor de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La legalización del matrimonio homosexual en el país ha sido un asunto de debate se avivó tras el cambio de postura de la canciller, quien el lunes sorprendió durante un acto organizado por la revista femenina Brigitte al despegarse del rotundo “no” al que tenía acostumbrados a los votantes a la hora de hablar de matrimonios entre personas del mismo sexo para indicar que estaba abierta a un “voto de conciencia” de los diputados alemanes. No obstante, Merkel ha justificado su negativa a legalizar el matrimonio homosexual porque para ella el matrimonio según la Constitución, es la unión de un hombre y una mujer.

Durante una rueda de prensa celebrada este martes en Berlín, el líder del Partido Socialdemócrata (SPD) y rival de Merkel en los comicios generales del próximo 24 de septiembre, Martin Schulz, señaló que la intención de su formación pasaba por forzar una votación sobre el matrimonio homosexual esta misma semana en la Cámara baja, el Bundestag.

“Deseo orientar el debate en una dirección que plantee una decisión de conciencia, más que querer imponer algo”, manifestó la mandataria el lunes, en un claro giro de su habitual retórica.

La adopción, el asunto más espinoso

En Alemania, desde 2001 están permitidas las uniones civiles de personas del mismo sexo pero los homosexuales casados no gozan de plena igualdad jurídica y se les niegan determinados derechos, por ejemplo, en áreas como la adopción.

De hecho, durante la anterior campaña electoral a la Cancillería, en 2012, Merkel rechazó de pleno la adopción por parte de parejas del mismo sexo alegando como argumento el bienestar de los niños.

La canciller ha recordado que en los últimos años ya se habían eliminado “paso a paso” todas las discriminaciones para las parejas homosexuales y faltaba el derecho a adoptar niños. Tras reflexionar mucho sobre el bienestar de los menores, dijo , llegó a la conclusión de que “la adopción también debería ser posible” para las parejas homosexuales. Merkel, consciente de las diferentes opiniones en su partido, decidió que los diputados del grupo parlamentario conservador votaran en conciencia.

Calificó el debate que ha derivado en la aprobación del matrimonio homosexual de “emocional”, también para ella, y confía en que ahora no se pierda el respeto y que, con la votación, se haya generado paz social y cohesión.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias